Poemas de Federico Garcia Lorca.

PORICO

Tan, tan.
El aire se había muerto,
estaba inmóvil y arrugado.
Los pinos vivos yacían en tierra.
Sus sombras, de pie, ¡temblando!
Yo - Tú - El.

[Poema anterior] [Otro poema]


(C) 2003-2004-2005 versos.net